Mira la fotografía que encabeza este artículo. La tiramos un día cualquiera después de colocar una de nuestras cubiertas. El objetivo era dejar muy claro, con un simple vistazo, que no bromeamos cuando decimos que las cubiertas Capcovers son muy, pero que muy resistentes.

¿Cuánto peso calculas que está soportando la lona? Nosotros diríamos que alrededor de 230 kilos, concentrados en un solo punto de la cubierta.

¿Qué hace que nuestras cubiertas sea tan robustas?

Para que nuestras cubiertas Capcovers aguanten tanto peso y se mantengan rígidas en caso de que caída al vaso de la piscina se unen tres factores importantes:

1. Son lonas de PVC. Cada una de nuestras lonas está diseñada específicamente para ser utilizada como cobertor de piscina. Su grosor, su peso y su resistencia a rasgaduras o roturas cumplen con la normativa francesa NFP 90-308 de seguridad en piscinas. Entre otras cosas, esta norma establece que “Las coberturas deben realizarse, construirse o instalarse de tal modo que impidan la inmersión involuntaria de niños menores de cinco años de edad. Deben igualmente resistir al paso de una persona adulta y también no causar heridas”.

2. Instalación de raíles. Por ellos se deslizan nuestras cubiertas para que tanto su cierre como su apertura se realicen de forma cómoda. Además, cuando la cubierta está echada los raíles sirven como agarre. Nuestros raíles Toptrack, de aluminio anodizado, no presentan tornillos en el exterior. Debido a su forma redondeada y a su escasa altura, no suponen un obstáculo a la hora de acceder a la piscina.

3. A ras del agua. Para que todo funcione a la perfección es necesario que la cubierta descanse sobre la lámina de agua. Ella es precisamente nuestra mayor aliada, ya que ejerce la fuerza de resistencia que permite a la cubierta aguantar cualquier tipo de peso sobre ella.

La combinación de estas tres características hacen que instalar una cubierta Capcovers sea sinónimo de seguridad y tranquilidad. Despreocúpate de niños o mascotas, y déjalos jugar libremente en el jardín.

¿Cómo se fabrican las lonas Capcovers?

Cada uno de los cobertores para piscinas Capcovers se realiza a medida para cada cliente en nuestra fábrica central de Salteras, Sevilla, dependiendo de las medidas del vaso o del color elegido. El material, PVC, es un derivado del plástico maleable y resistente a la degradación del sol, óxido o químicos, por lo que garantiza la durabilidad de la cubierta durante años.

En el vídeo puedes comprobar, paso a paso, cómo es el proceso de confección.

Ahora que has visto cómo se fabrican nuestras cubiertas automáticas, solo queda que compruebes cómo la instalamos en tu casa o negocio 😉

Recuerda que nos tienes a tu disposición en cualquiera de nuestros canales de comunicación: correo, teléfono y redes sociales ¡Te esperamos!