En el mercado existen diversos tipos de cubiertas para piscinas que cumplen más o menos las mismas funciones básicas, sin embargo, a veces es difícil elegir la mejor opción si no conocemos cuáles son los factores que condicionan un tipo u otro, y cuyo precio varía considerablemente.

¿Cuáles son los factores a tener en cuenta para elegir cubierta de piscina?

  1. Cuánto deseas prolongar el tiempo de uso de la piscina.
  2. Si la piscina la estás instalando o no te importa hacer obra.
  3. La comodidad que proporciona.
  4. El impacto estético que deseas en tu jardín.
  5. El tamaño de la piscina.

Una de las razones para elegir una cubierta es facilitar el mantenimiento y ahorrar, de paso, en productos de desinfección. Cloración, antialgas y fungicida, son necesarios para poder bañarnos con seguridad. Además de este mantenimiento, en el caso de la regulación del PH o de la limpieza de hojas o insectos, debe ser tarea diaria, con lo cual, todo lo que nos podamos ahorrar en trabajo lo ganaremos en tiempo para disfrutar de nuestra piscina.  Todas las cubiertas de piscina van a simplificarnos el tiempo dedicado al mantenimiento, además de reducir el gasto en productos de limpieza y adecuación del agua. 

Otra de las razones para poner una cubierta es alargar el tiempo de uso de la piscina y es aquí donde deberemos decidir si nos merece la pena dedicar más o menos presupuesto, pues la diferencia entre usar la piscina un mes más o todo el año es muy notable.

¿Qué tipos de cubiertas existen?

Cubiertas telescópicas: Las cubiertas de altura elevada o media tienen la ventaja de que permiten el uso de la piscina mientras esté cubierta, logrando el efecto de piscina climatizada. La cubierta crea un efecto invernadero que permite su uso incluso en los meses más fríos.

Cubiertas de lona con anclajes:  La finalidad principal es la seguridad, ya que evita la caída de los niños y mascotas. Pero también nos ayudan a conservar el agua de la piscina al evitar la evaporación de los productos o que el sol llegue el agua y haga proliferar algas y materia orgánica. También evita la caída de hojas y residuos durante el invierno y aminora el coste del mantenimiento de la piscina durante los meses más fríos. Van equipadas con ojales que deberían ser de acero inoxidable para asegurar su durabilidad. Como inconvenientes podemos decir que la tarea de quitar y poner la cubierta se hace muy incómoda, por lo que no esperemos ganar en confort.

Cubiertas para piscinas automáticas: Existen en el mercado cubiertas que se abren y cierran como una persiana a través de un motor eléctrico. Aquí será importante decidir si queremos que el mecanismo esté por dentro o por fuera. Si estamos haciendo obra en la piscina o vamos a construir una nueva, lo mejor es esconder el mecanismo para que sea más invisible y el resultado estético sea mejor. Si la piscina ya está instalada y queremos ahorrarnos la obra, también podemos dejar el motor fuera, siendo su uso completamente similar y duradero. Tienen la gran ventaja de poder extender y recoger en poco tiempo la cubierta, haciendo al tarea diaria mucho más sencilla. Es una solución muy cómoda a un precio más asequible, que te permitirá ahorrar rápidamente debido a la menor inversión con respecto a las cubiertas de piscina telescópicas. Este cobertor queda sobre la linea de agua para así aumentar la temperatura, manteniendo el agua de la piscina limpia y reduciendo el uso de su depuradora. Cerrado, se forma un escudo hermético que impide las posibles caídas y accidentes de niños y mascotas. Al abrirlo, el agua estará impecable.

Cubiertas para piscinas manuales: Existe una cuarta solución que también es cómoda y con un precio más económico. Se trata de cubiertas de piscina con las mismas ventajas de ahorro y seguridad, sólo que en este caso tardaremos un poco más en recogerla debido a su sistema manual. Son mucho más económicas y cubren las necesidades más importantes de seguridad, ahorro y comodidad. Esta cubierta no hace uso de la electricidad sino que se acciona con una manivela especial para piscinas. Otra de sus ventajas es que no es necesario realizar reforma en la piscina, por lo que el precio de la cubierta le resultará aún más asequible.

¿NO SABES QUÉ CUBIERTA ES MEJOR PARA TU PISCINA?

Descubre que opción de cubrimiento es mejor para ti