A la hora de elegir un servicio cualquiera o adquirir un bien, sobre todo si este supone un importante desembolso de dinero, es habitual buscar y comparar diferentes proveedores hasta dar con la mejor opción. En este contexto, “la mejor” abarca mucho más allá de la “más económica”. Otros factores entran en juego a la hora de valorar determinados servicios. Si elegir Capcovers para cubrir tu piscina aún te genera duda éste es el artículo que tienes que leer. Palabrita de Capcovers 😉

Servicio integral

El trabajo que realizamos Capcovers va mucho más allá de la colocación de una cubierta en tu piscina. Desde la primera toma de contacto se pone en marcha un proceso completo en el que nuestra red de colaboradores autorizados se hace cargo de la distribución e instalación de la cubierta. Ésta se fabrica siempre a medida en nuestras instalaciones centrales, en Salteras, bajo unos exigentes niveles de calidad. Desde aquí, y junto a todo el conjunto de perfilería y el kit del mecanismo, se hará llegar al lugar de destino, en cualquier punto de Europa, en un plazo garantizado de entre dos o 4 semanas, según distancias. En todo momento, el equipo técnico tiene control de la evolución y situación del proyecto de forma personalizada, por lo que el cliente siempre dispone de información veraz y actualizada sobre su pedido.

Una vez en el destino, nuestros colaboradores –o nuestro propio equipo, según el caso– llevan a cabo la instalación del cobertor para la piscina. Según el modelo elegido y las dimensiones de la piscina, el montaje estará listo entre 4 y 8 horas, máximo. El proceso es siempre el mismo: se colocan los raíles, se inserta la cubierta, se monta el mecanismo correspondiente y se realizan los ajustes pertinentes para que el resultado sea perfecto. En caso de que la cubierta sea manual, habremos terminado. Si la cubierta a instalar es automática, sería necesario también establecer las conexiones eléctricas. Unas últimas comprobaciones finales y podrá disfrutar tu cubierta para siempre.

Cuidamos del cliente

Nuestro compromiso no termina una vez acabado el trabajo. Por ejemplo, durante los siguientes dos años, a contar desde la fecha de instalación, garantizamos el reemplazo o reparación de cualquier componente defectuoso o con defecto de fábrica que impida que tu cubierta funcione adecuadamente.

Por supuesto, además, siempre estaremos a tu disposición para que tu inversión se mantenga siempre en buen estado. Sin importar desde qué lugar de Europa nos leas, gracias a nuestra gran red de distribuidores, te proporcionaremos todo tipo de servicios posteriores, como asesoramiento para un perfecto disfrute, la puesta a punto de la cubierta a principio o final de temporada, y el reemplazo de futuras lonas.

Como has podido comprobar, elegir Capcovers no es simplemente elegir una empresa instaladora. Es elegir un compañero de viaje. Sí, suena cursi, pero así somos: comprometidos con nuestro trabajo.