Cada piscina es diferente. Diferentes formas, diferentes dimensiones, diferentes ubicaciones, al igual que cada persona propietaria tiene gustos y preferencias diferentes. En Capcovers lo sabemos, por eso cada una de nuestras cubiertas automáticas está personalizada y hecha completamente a medida para adaptarla al tipo y forma de tu piscina.

Nuestros tipos de cubiertas automáticas

Si tu piscina tiene hasta 10 x 20 metros puedes elegir cualquiera de los mecanismos que te ofrecemos. Te hacemos un breve resumen de sus características:

BENCHMOUNT TOPTRACK. Los raíles y el mecanismo van  sobre  la piedra de coronación de la piscina. El motor y el enrollador se pueden ocultar con un banco de madera resistente al exterior.

RECESSED TOPTRACK. El motor se aloja bajo el coronamiento y se cubre con una tapa de aluminio  anodizado. Los raíles se colocan sobre el borde de la piedra de coronación.

RECESSED UNDERTRACK. El motor se aloja bajo el coronamiento y se cubre con una tapa de aluminio  anodizado. Los raíles se colocan bajo la coronación de la piscina.

POWERTRAK. Esta cubierta semiautomática está indicada para piscinas inferiores a 5×10 metros. Su apertura y cierre se realiza mediante un atornillador a batería (taladro), el cual se acopla a un dispositivo multiplicador de fuerza conectado al mecanismo. El enrollador puede ocultarse bajo un banco.

¿Y qué pasa con las piscinas de más de 80 m2? Nada. Simplemente utilizaremos motorización hidráulica.

Elige tu color

En cuanto a la lona, cada una de ellas se confecciona en nuestra sede central de Sevilla. Cuatro son los colores que tenemos disponibles: verde, azul claro, azul oscuro y beige. Puedes elegir uno u otro dependiendo del efecto que quieras conseguir.

 

El equipo técnico de Capcovers te acompañará durante todo el proceso de instalación de tu nueva cubierta, asesorándote ante todas las cuestiones técnicas, o estéticas, que se presenten en el camino. No importa dónde estés, llegamos a todos lados.

Guardar