Comienza la temporada de piscina y, con ella, el gasto que supone mantenerla todo el verano en perfectas condiciones. Afortunadamente, tenemos unas ideas estupendas para ahorrar en agua de forma sencilla.

La mayoría de fugas tienen su origen, principalmente, en el filtro y el motivo no es otro que la falta de mantenimiento. Ya se hace un mundo pensar en estar todos los días limpiando, depurando, midiendo el ph… para poder disfrutar de la piscina con los tuyos, como para sumar el gasto extra que supone volver a llenarla de agua ¿Alguna vez has hecho el cálculo de cuánto cuesta llenar una piscina de 50 metros cúbicos? Alrededor de 100 €, nada menos.

Durante el verano, la evaporación del agua obliga a mantener este desembolso, al que hay que añadir los productos de mantenimiento. Desde Capcovers queremos darte unas claves para que este verano te replantees tomar medidas para poder reducir el gasto y hacerte la vida más fácil ¡Toma nota!

1. AHORRA HASTA UN 70% EVITANDO LA EVAPORACIÓN

La clave fundamental para que el calor no evapore el agua de la piscina es colocar una cubierta de piscina. El precio de una cubierta depende de algunos factores, como por ejemplo:

  1. Cuánto deseas prolongar el tiempo de uso de la piscina.
  2. Si la piscina la estás instalando o no te importa hacer obra.
  3. La comodidad que proporciona.
  4. El impacto estético que deseas en tu jardín.
  5. El tamaño de la piscina.

Sin embargo, en lo que respecta al ahorro, no existen muchas diferencias entre unas y otras, ya que todas evitan en gran medida la evaporación del agua.  Colocando una cubierta automática de piscina se reduce la pérdida de agua por evaporación en un 70% y ayuda a mantener la temperatura alcanzada durante el día.

2. AHORRA UN 30% EN LA LIMPIEZA DE LOS FILTROS

Cuando limpiamos los filtros también gastamos en agua, pero podemos combinar el uso de aire y agua en la limpieza del filtro. Se puede combinar aire y agua mediante bombas turbosoplantes, reduciendo el consumo de agua para este fin en un 30%. Este agua podemos aprovecharla para otros usos guardándola en un depósito.

3. AHORRA HASTA UN 20% CON UN LIMPIAFONDOS

Usando un limpiafondos automático para piscinas se ahorra más de un 20% de agua en el lavado del filtro. Estos aparatos recorren el suelo y las paredes aspirando toda la suciedad que encuentran depositada. Recorren de forma aleatoria la piscina, sin necesitar supervisión. Simplifica el mantenimiento y deja que tu limpiafondos haga el trabajo de limpieza.

4. RECOGE EL AGUA DE LA LLUVIA

Es una solución muy viable para aliviar el consumo. Una lluvia de 10 litros por metro cuadrado, puede suponer hasta 900 litros de agua. Puedes instalar un depósito que almacene el agua de lluvia y aprovecharla para darle otros usos como la limpieza de los filtros.

5. REVISA LA INSTALACIÓN PERIÓDICAMENTE PARA DETECTAR FUGAS

Las fugas pueden detectarse fácilmente marcando el nivel del agua en la piscina con un pedazo de cinta o con un marcador indeleble, y revisándola a las 24 horas. La piscina no debe haber perdido más de 1-2 cm. En caso contrario, hay una fuga. Realiza esta operación una vez a la semana y para tener las fugas bajo control.

6. EVITA QUE EL AGUA SE CONGELE

Si cuidamos el agua podemos estar años sin llenar la piscina. Los motivos por los que la piscina aparece prácticamente vacía en primavera son la falta de mantenimiento o las heladas, que producen grietas en la estructura y, por tanto, filtraciones. Uno de los mejores trucos para evitar el desgaste de la piscina por congelación del agua consiste en depositar sobre la superficie objetos de madera o botellas de plástico. Otra solución a la congelación son las cubiertas de piscina, que regulan la temperatura durante todo el año.

7. DUCHA DE JARDÍN

Se malgasta mucha agua cada vez que nos duchamos, así que también deberíamos cambiar la ducha y poner un con pulsador, que gasta lo mínimo ya que para automáticamente. Llevar el agua hasta un depósito para aprovecharla es una opción para complementar.

8. UNA BUENA INSTALACIÓN

Ya hemos visto lo importante que es no tener fugas de agua. Además de todo lo explicado, debemos partir de una correcta instalación, ya que una construcción defectuosa provoca fugas en la piscina, y con la pérdida de solo una gota por segundo estarás perdiendo hasta 8.000 litros en un año. Imagina si hay dos o tres. Asegúrate de elegir buenos profesionales y buenos materiales.